jueves, 5 de septiembre de 2013

como hacer un regreso a clases feliz!!!


Aunque suceda cada año, el regreso a clases no es cosa fácil. Reajustar rutinas, despertar y levantarse más temprano e iniciar nuevos desafíos pueden causar nerviosismo o estrés no solamente en los hijos, sino también en los padres.
Independientemente de que tu hijo (a) esté en edad preescolar o adolescente, cierta ansiedad el primer día es normal. Lo ideal es que los padres sepan aliviar el estrés de sus hijos y manejar sus propias expectativas para el año que comienza.
Lo primero que deben tener en cuenta los padres es que no deben actuar de forma exagerada, aunque los niños tengan una transición problemática. Tienen que afrontar esos sentimientos incómodos. Puede dar miedo, pero si persisten y lo logran, eso demuestra una fortaleza y resistencia reales.
En esta etapa es bueno que los padres tomen las siguientes medidas para ayudar a sus hijos a afrontar la ansiedad:
* Hablar sobre la nueva rutina: Muéstrate entusiasta e informa a tus hijos sobre lo que pueden esperar en un día escolar típico.
* Juega al colegio en casa: Si tienes hijos pequeños, juega a ser maestro y habla sobre las reglas del colegio.


Controlar la ansiedad

Los padres también necesitan encargarse de su propia ansiedad. Deben estar calmados y prestar apoyo. Su confianza es clave para los niños, sobre todo los que tienden a preocuparse.
En general, la ansiedad por volver al colegio desaparece tras el primer mes. Sin embargo, los niños que muestran ciertos síntomas, como problemas para dormir o dolores recurrentes de estómago, tal vez necesiten ayuda adicional de su profesor. Otras señales de problemas incluyen sueños malos, falta de apetito o una conducta inusualmente testaruda o exigente.

Otros consejos para superar el nerviosismo

* Envíale un e-mail al profesor (a): Si es posible, escríbelo con tu hijo (a) y mándalo desde su dirección. Sé amigable. "Estoy listo para el nuevo año escolar y tengo muchas ganas de estar en su clase". Esto es especialmente útil para un chico tímido, ya que normalmente el maestro responderá pronto y el niño (a) sentirá una conexión personal.
* Si tienes niños en educación básica, encuentra un compañero de clase que les agrade e invítalo a jugar a la casa. A los niños les preocupa mucho ser alguien que no le guste a la gente, o que no tengan con quién jugar y platicar. Haz énfasis en recordarle que aún puede ver a su mejor amigo en el receso, durante la hora del almuerzo, o después de clases.
* Piensa en la personalidad de tu hijo (a) y en sus fortalezas y debilidades. Piensa en razones reales por las que estés seguro que este año será especial para ellos.
* Pon pequeñas notas en sus mochilas o loncheras, escribiendo mensajes como "eres valiente" o "que tengas un precioso día".

No hay comentarios:

Publicar un comentario