sábado, 6 de julio de 2013

Los Niños y Los Juegos Electrónicos.

Por Claudia Simó
Directora de alas Formación & Apoyo/Parent Coach/Terapeuta Infanto Juvenil
Especialista en Trastorno del Aprendizaje y Modificación de Conducta 


Ya han transcurrido tres décadas desde que aparecieron los primeros video juegos. Recuerdo como en casa recibimos el espectacular “Atari”. ¡Que euforia! Posterior fue el famoso Nintento y el ágil Mario BROS. Como muchachos al fin nos gustaba retarnos a ver quien tenía mayor habilidad para lograr las metas impuestas por el juego y superar las pruebas. Pero recuerdo muy bien que el uso de estos juegos era limitado y no por nuestros padres sino por nosotros mismos que preferíamos jugar afuera en juegos imaginativos, de mesa, de competencia, o montar bicicleta con nuestros amigos que estar frente a un televisor o computador.

La realidad de estos días es otra. Los videos juegos se han convertido en unos de los entrenimientos más populares entre las nuevas generaciones, del cual es imposible aislar a nuestros hijos pues tienen acceso a ellos de formas distintas: a través de los juegos portátiles, o de mesa, de las computadoras, o en tiendas, lugares públicos o la casa del vecinito. 

Muchos padres me preguntan si realmente hace daño el uso de los video juegos y otros defienden su uso. Yo llevo años leyendo y estudiando esta situación más las incontables horas dentro de la terapia atendiendo situaciones relacionadas con esto. Así que deseo comunicarles mis conocimientos respecto a los sonados beneficios y perjuicios que tales juegos pueden ocasionar en la salud física y emocional de niños y jóvenes.
De los beneficios que tienen los juegos electrónicos expertos mencionan el mejoramiento de un buen numero de habilidades tales como la coordinación visomotora y psicomotora, y la agilidad de tomar decisiones rápidas. Otros dicen que es una buena forma para despertar el interés de los niños por las computadoras. Para muchos padres el mayor beneficio es disponer de un aparato que entretenga a los niños por largas horas, sin tener que ocuparse de ellos o que estén expuestos a peligros en la calle. Para otros, los juegos electrónicos se han convertido en el instrumento de chantaje más poderoso para que los hijos mejoren su conducta o sus calificaciones escolares ya que su uso se condiciona al buen comportamiento o los resultados académicos. 

Todos los argumentos a favor de los video juegos son relativos si se tiene en cuenta que los mismos beneficios se pueden obtener por otros medios. La coordinación visomotora y psicomotora también se puede perfeccionar con juegos de pelota tales como el tenis, el basquetball, el football, footbolín o tenis de mesa. Otro argumento que escucho es que mejora la concentración infantil y la habilidad para solucionar problemas; pero lo mismo se puede lograr con los juegos de mesa que tienen la ventaja adicional de permitirle interactuar con otros niños o sus padres. Otra justificación es que los niños pueden entretenerse sin la supervisión de un adulto; pero igualmente pueden hacerlo con actividades como leer, dibujar o colorear.

Ahora hablemos de las desventajas. Iniciaré citando a la Asociación Americana de Optometría: “La coordinación y el tiempo de reacción visual también se beneficia con los juegos electrónicos, si se juega con MODERACIÓN, pues jugar prolongadamente puede tensionar la vista y causar dolores de cabeza y migraña.

En otro tenor tenemos a los niños que se obsesionan tanto en estos juegos que se vuelven insaciables y a mayor parte de sus horas libres se la pasan conectados provocando aislamiento y tensión afectando su proceso socio-emocional. Para mi uno de los peores efectos es que en una sociedad donde la muerte y la destrucción son el pan de cada día y el incremento de los contenidos de canciones y programas televisivos que promueven la violencia, los padres patrocinen un medio de entretenimiento que se basa principalmente en disparar, matar o destruir. Es por esto que se debe ser muy cauto en que juegos comprar pues existen video juegos instructivos y no violentos pero lamentablemente son los menos populares o catalogados como “juegos exclusivos de niñas”.

Según un articulo publicado por la revista de la Asociación Americana de Psiquiatría infantil, los fabricantes de juegos electrónicos desarrollan programas que “deliberadamente promueven la habituación, y su objetivo no es otro que inducir un nivel de concentración alterado y exagerado”. 

John Rosemond, reconocido psicólogo dice: Sin duda los juegos electrónicos causan altos niveles de tensión, ansiedad y son ADICTIVOS, en el sentido que muchos niños se obsesionan tanto en mejorar su puntaje que no piensan en otra cosa. Y yo estoy totalmente de acuerdo pues lo he visto en terapia. La adicción a estos juegos no es una fantasía, es una realidad muy lamentable. 

Ahora quiero que los padres reflexionen. En una sociedad que esta tan mecanizada y deshumanizada a nuestros hijos no les hace falta otro mecanismo para evitar sociabilizar: conversar, jugar, compartir con sus amigos y familiares. Es necesario que los niños y jóvenes jueguen con sus pares para que aprendan a conocer el efecto de sus reacciones cuando gana o pierden, a negociar y a resolver conflictos. Aprender el valor de la solidaridad, la unión, el perdón, la cooperación y trabajo en equipo son habilidades necesarias para su desarrollo socio-emocional y les aseguro que no las aprenderán de un video juego o un computador. La camadería y la unión son propósitos de los juegos infantiles no EL PERSIGUIR, ATACAR Y DESTRUIR/MATAR A OTROS y que nadie objete tales conductas. 

Mi consideración es que si tu hijo tiene y usa video juegos pongas limites. Aquí algunas pautas:

• Comprar juegos que sean instructivos o sin contenido violento.
• Establecer reglas para el uso que incluya regular el tiempo de su uso.
• Canalizar los esfuerzos económicos en la adquisición de otras cosas que también los entretengan y ofrezcan más ventajas.
• Prestarle más compañía, tiempo y atención a tus hijos.
• No ceder ante las reglas establecidas del uso de estos juegos por comodidad.
• Promover la lectura dando el ejemplo y comprando libros que sean para su edad. 
• Cuando viajen no permita su uso en el carro o en las actividades planificadas para evitar que cada quien este ensimismado en su mundo y se pierda los grandes beneficios de los viajes familiares y la integración social.
• Si entiendes que tu hijo presenta un cuadro de adicción, aislamiento o trastorno conductual por el uso de los video juegos, computadoras o los teléfonos modernos BUSCA AYUDA de un profesional del área.



No hay comentarios:

Publicar un comentario