martes, 25 de septiembre de 2012


Cómo vestir al bebé para dormir

Como-vestir-al-bebe-para-dormir-1.jpg
Para las madres y padres primerizos, el calcular una agradable temperatura entre el ambiente y la ropa que visten nuestros bebés es una tarea un tanto difícil, más aún cuando se trata de la hora de dormir. Que si los arropamos demasiado o por el contrario los tenemos muy destapados, por fortuna según mi experiencia, esta y otras habilidades van a ir mejorando con el tiempo y la práctica.
Lo más sencillo y que la mayoría de los pediatras y hasta las propias abuelas recomiendan es vestir a nuestros bebés según nuestras propias necesidades; es decir, si decidimos vestirnos de forma ligera porque se siente algo de calor, podemos aplicar la misma lógica en nuestros hijos tomando en cuenta algunos factores extras como si está resfriado, proteger su piel o si estamos en un lugar con aire acondicionado. Lo mismo para climas fríos; si sentimos la necesidad de ponernos un suéter más abrigado, sin duda el bebé también puede estar pasando frío.

Durante el día es fácil monitorear la temperatura de un bebé con señales muy sencillas, las manos y los pies son perfectos para tomar la temperatura del cuerpo de un pequeño. Sin embargo, a la hora de dormir perdemos por horas esta atención en sus necesidades por lo que requerimos de algunas técnicas que nos ayuden tanto a los padres como a los hijos a tener un sueño agradable sin pasar frío ni calor.

Cómo vestir al bebé en noches cálidas

Para el verano te recomiendo vestir al bebé de manera ligera. Es preferible que su temperatura sea la misma a lo largo de la noche a que esté sudando, ya que la temperatura de los menores suele elevarse durante el sueño.
Dependiendo de qué tan cálido sea el ambiente puedes optar por dejarlo en camiseta o body y calcetines o bien con pantalones y descalzo.
Nunca lo dejes su torso desnudo y evita corrientes de aire.
como-vestir.a-un-bebe-para-dormir-1.jpg

Cómo vestir al bebé en noches frías

Para el invierno la recomendación es dejar al bebé bien abrigado con las prendas y así no preocuparte si se destapa por las noches. Hay muchos bebés que no resisten las sábanas o mantas extras, para ellos lo mejor es vestirles con ropa muy abrigada si la noche es muy fría. Hay una gran variedad en pijamas y mamelucos, si no cuentas con este tipo de ropa o tu bebé es más grande, no dudes en aplicar varias capas de prendas, desde una camiseta interior hasta llegar a un suéter, doble pantalón, doble calcetín, etc.
Pero, cuidado, para la noche no utilices ropa con listones, botones o cualquier otro adorno. Si tu bebé es muy inquieto para dormir, opta por esta opción y retira las cobijas a su alrededor, dado que puede enredarse. Toma en cuenta que su temperatura se elevará un poco al conciliar el sueño así que abrígalo según sus necesidades.
como-vestir.a-un-bebe-para-dormir-2.jpg
Al principio necesitarás dormir primero a tu bebé y monitorear su temperatura, siente sus manos y la parte trasera del cuello; si está sudando retira una prenda, si por el contrario se siente frío, agrega otra.
Esta tarea puede ser un poco cansada pero así es como aprenderemos a conocer a nuestros hijos y en noches futuras sabremos exactamente lo que necesitan.

No hay comentarios:

Publicar un comentario